Los vecinos construyen un puente 54 veces más barato de lo que valoró el Ayuntamiento