Los vecinos de Magaluf, desesperados por los excesos de los turistas