Siguen las excarcelaciones de criminales; el próximo, el asesino de Anabel Segura