Gritos de “asesinos” a los acusados de la muerte de Sandra y su hija Lucía en Sevilla