Los parados que cobren prestación, llamados para limpiar las zonas quemadas