Grover Morales hizo desaparecer toda su documentación y cambió el nombre a la niña en varias ocasiones