El camionero García Vidriel llega a España desde Tánger para terminar de cumplir su condena