Conocer el coche y su reacción ante imprevistos, primordial a la hora de ponerse al volante ante el temporal