Fin a una temporada de verano histórica