La directora de un colegio podría perder su trabajo por una falta de ortografía