Decenas de personas aspiran a una plaza de enterrador en Baiona