Empapelan Roma con la imagen del que podría ser el primer papa negro