Las temperaturas siguen bajando mientras la nieve se espera en los 500 metros