Los primeros ocho días del año ha llovido más que en todo el mes de diciembre