Doce millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza en España