1.300 niños son diagnosticados de cáncer cada año en España