150 alumnos participan en un experimento para medir la dependencia de los móviles