Declarada culpable tras matar a su hijo de 19 días fracturándole el cráneo y las costillas