El caso autóctono de Chikungunya de Gandía (Valencia) fue un falso positivo