Abre al tráfico el puente más alto del mundo