Un puesto de trabajo, la causa de una gran avalancha en Chipiona (Cádiz)