La gran banca pierde un 12,6 por ciento de beneficios el primer semestre