Perú celebra la música a golpe de cajón