Los 500.000 españoles más ricos tienen tanto como los 37 millones más pobres