La Fundación Civio y la falta de transparencia de las instituciones