El kilovatio se ha encarecido un 50% respecto a septiembre de 2017