La policía húngara impide a los inmigrantes acceder a los trenes