El temporal en la costa este de Estados Unidos deja doce muertos