Los talibán se hacen con el control de un distrito provincial del norte de Afganistán