El sospechoso de atentar contra el Dortmund lo hizo para ganar dinero en Bolsa