Las intensas lluvias provocan que la tierra se hunda en Baltimore