El silencio de Zuckerberg desploma a Facebook en bolsa