Un error gramatical les reúne 30 años después