Dos raperos franceses, detenidos tras una brutal pelea en un aeropuerto de París