La policía investiga el incendio de Londres en el que aún hay decenas de desaparecidos