Amparan a su párroco condenado por abusos sexuales y dan la espalda a las víctimas