Los padres recuperan a sus hijos, de los que fueron separados en la frontera de EEUU