Un niño de cuatro años mata a su padre tras negarse éste a comprarle una PlayStation