Un niño de 12 años muere en Inglaterra practicando el 'juego de la asfixia'