Motín de película, con incendio incluido, en un centro de detención australiano