Una mejor integración de los inmigrantes podría generar 1 billón de dólares al año