Decenas de personas mueren en uno de los mayores incendios forestales de la década en Portugal