Una gran tormenta de nieve paraliza el transporte en Nueva York