La enfermedad producida por el Zika se expande de forma explosiva