Italia vota con la centroderecha como favorita