Siete muertos y cientos de heridos durante los funerales de los fallecidos en Port Said