Siguen los bombardeos en Siria a pesar del alto el fuego