Las autoridades de Hong Kong comienzan a desalojar a los manifestantes