Fatal desenlace de un atraco en Cali: un rehén, un disparo y ni un peso de botín