El terrorista de Lieja había matado a otra persona antes del ataque